En estas imágenes nos pudimos percatar que el respeto a la vialidad es un trabajo en conjunto que se debe de realizar con la ciudadanía y las autoridades.

Este negocio ambulante realiza varias paradas, invadiendo parte de la ciclopista y la banqueta, causando un conflicto para quienes transitan por ambos lugares.

A pesar de las malas decisiones que el gobierno pueda tener dentro del municipio, cabe destacar que los ciudadanos, deben de cooperar y respetar las calles, hacer conciencia de la situación que se puede desencadenar perjudicando a los transeúntes, a corredores o ciclistas, hasta los mismos clientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here