El aumento es preocupante entre las niñas. Según la Organización Mundial de la Salud, “la tasa de infecciones entre las adolescentes y las mujeres jóvenes es el doble de la de los niños y los hombres de la misma edad. Los avances no son suficientes o no se logran con la suficiente rapidez, ni alcanzan a muchos de los grupos poblacionales más expuestos al riesgo de contraer VIH”. Dato que corrobora UNICEF: “Las niñas representaron tres de cada cuatro nuevas transmisiones entre los adolescentes de 15 a 19 años“.

El documento plantea acelerar los progresos en la prevención y tratamiento del VIH en adolescentes. En concreto, plantea invertir en innovación, incluidas las soluciones locales, reforzar la recolección de datos y poner fin a la discriminación de género, asegura UNICEF.

El informe de UNICEF constata los progresos en la prevención de la transmisión de madre a hijo del VIH/sida. En concreto, en todo el mundo se evitaron 1,6 millones de nuevas transmisiones entre madres e hijos entre 2000 y 2015. Según la ONU, los niños de cero a cuatro años que viven con VIH corren mayor riesgo de morir por causas relacionadas con el sida, en comparación con los otros grupos de edad, y a menudo su diagnóstico y tratamiento llega demasiado tarde. Solo el 50% de los bebés nacidos de madres que viven con VIH/sida son sometidos a una prueba de VIH en sus dos primeros meses. La edad promedio en que comienza el tratamiento entre los niños que han contraído verticalmente VIH es a los cuatro años, precisa UNICEF en su informe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here