Concha García una mujer de 87 años que siempre se ha llevado bien con la tecnología. DYGS4BUVwAA2izRSe pasó la vida trabajando en una tienda de fotografía en su ciudad, Valencia. “Y siempre me ha gustado pintar”, dice. Solía hacerlo en óleo, al menos hasta el 2006. “Entonces, mis hijos me regalaron un ordenador y descubrí el Paint. Empecé haciendo una casita, luego unas nubes, cosas muy básicas…”, añade García. Ha evolucionado mucho desde entonces.

Además de las 16 publicaciones que se pueden ver en su cuenta de Instagram, García asegura que reserva otras 10 obras que aún no ha compartido. “Hay dibujos que tardó dos semanas en hacer y otros que me quitan más de un mes. Intento ir al detalle”.

Los dibujos de García solo eran conocidos por su círculo más íntimo hasta hace poco tiempo. “Mis hijos (cinco) y mis nietos (ocho) siempre me han dicho que les gustan muchos mis cuadros. Mis amigas creen que lo que hago está muy bien, pero no terminan de entenderlo. Yo intento explicarlo pero no saben qué es el Paint”, comenta esta valenciana.

DYKb4BnXcAAZveyEn octubre de 2017, su arte se empezó a popularizar, por lo cual su nieta decidió abrirle una cuenta de Instagram, el 9 de marzo por la mañana su cuneta contaba con 361 seguidores y para el 11 de marzo ya eran 20.000 seguidores.

“No entiendo muy bien por qué llaman tanto la atención mis dibujos. Yo creo que son cosas muy sencillas”, indica García. Como explicaba antes, siempre le había gustado pintar, pero se aficionó de verdad cuando empezó a dar clases de pintura con 70 años. “Dejé de hacerlo cuando mi marido enfermó, ya que el olor del óleo le molestaba bastante”. Entonces fue cuando sus hijos le regalaron el ordenador y se convirtió en una profesional del Paint.

García dedica tanto tiempo a sus dibujos porque incluyen muchos detalles. “El campo de espigas es un ejemplo, pero hay otros. Uno de los que más me gusta es la puerta con flores. Las sombras son muy difíciles”, dice.

Muchos de sus dibujos están inspirados en las postales que le mandaba su marido, que por motivos laborales viajaba a menudo. “Mi abuela lleva muchos años pintando con Paint, pero en los últimos ha perfeccionado su técnica. Se ha convertido en una estrella de Instagram. Está muy contenta”, menciona su nieta Alba Herrera.

García empezó a pintar en Windows XP y lo sigue haciendo en Windows 7. “Últimamente tengo poco tiempo porque hago muchas excursiones, pero no he dejado de dibujar”, indica García, que promete más publicaciones en su cuenta de Instagram, gestionada por una de sus nietas: “Hemos puesto muchos dibujos de golpe. Ahora hay que esperar un poco. Vamos a dejar que se tranquilice la cosa”.

DYAgHkAXUAEWaSu DYAgJlvWAAEqVSA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here