1.Jabón líquido y agua

Una manera de cuidar los anteojos para evitar que se rayen, es dándoles la limpieza adecuada. De acuerdo con la Asociación Americana de Optometristas, una excelente opción es con agua y jabón neutro líquido o para trastes. Se deben rociar los cristales con agua tibia, agregar una gota de jabón y frotar con los dedos hasta formar un poco de espuma.

Terminando el procedimiento enjuágalos bajo el chorro de agua del grifo. Esto bastará para eliminar las partículas de polvo y evitar los horribles rayones.

Gel-desinfectante-500x283

 

2.Pasta de dientes

La pasta dental es súper efectiva para pulir los faros de los autos. Pues también puede hacer maravillas por tus anteojos, sólo trata de no utilizar demasiada. Una porción pequeña será suficiente para cada mica. Frota con algodón en movimientos circulares durante aproximadamente 10 segundos. Esto será suficiente para que queden como nuevos. Retira el exceso con agua limpia, de preferencia con el chorro de la llave.

Repite el proceso de enjuague hasta que desaparezcan los restos. ¡Ahora sí!, tus anteojos se verán como el día que los compraste.

4f76ffbe9e9cd85864e021321f1d4dca569c2206_hq

 

3.Bicarbonato de sodio y agua

El bicarbonato es un polvo tan fino que ayuda a resolver ese problema, pero -ojo- debes utilizarlo únicamente en las rayaduras y no en todo el lente. Forma una pasta uniforme con una cucharada de agua y otra de bicarbonato. Pon suficiente cantidad (dependiendo del rayón) en la zona afectada y, al igual que el truco anterior, frota con un poco de algodón. Limpia el exceso con agua fría, y de ser necesario repite el proceso.

Con tan sólo estos dos sencillos pasos obtendrás los resultados que tanto deseas.

powder

 

4.Cera para autos

La cera para autos puede hacer maravillas por los cristales de tus lentes; sus finas partículas te ayudarán a pulirlos. No abuses de este producto, ya que contiene más químicos. Una cantidad pequeña dejará tus anteojos en perfectas condiciones.

Con un trapo de algodón frota con movimientos circulares, y después de unos minutos desaparecerán las rayaduras.

Cera Fusion

 

5.Spray para muebles

El spray para muebles también puede deshacer los rayones más superficiales, aunque para los que son muy profundos necesitarás algo más fuerte. Pon un poco de esta sustancia en un trapo de algodón libre de pelusa. Aplícalo en las micas y frota en círculos hasta que el daño desaparezca. ¡Ya no tendrás que gastar en gafas nuevas!

Promesa-limpiar-muebles-de-madera-maciza-aerosol-del-cuidado-de-cera-para-proteger-el-gloss-Piano

 

6.Evita usar pañuelos, toallitas o tela que no vendan en las ópticas.

Las rayaduras en los anteojos muchas veces surgen porque no se limpian con los materiales correctos. Por las prisas es muy común hacerlo con la ropa, con trozos de tela porosa e incluso papel higiénico, pañuelos y toallitas húmedas. Estos productos los rayan como no tienes idea, la superficie rasposa termina arruinando tus lentes con el paso del tiempo.

Lo mejor es emplear trapos de microfibra o paños de algodón sin pelusa, como los que venden en las ópticas. Éstos mantienen tus anteojos limpios y en buenas condiciones durante más tiempo.

670px-Make-Your-Own-Lens-Cleaner-Step-2

 

7.Un toque de vinagre blanco y agua

Otro método para limpiar los lentes sin dañarlos es esta poderosa mezcla. Los cristales suelen empañarse y rayarse si los tocamos con las manos sucias. El vinagre blanco elimina los restos de grasa. Agrega a media taza de agua 4 cucharadas de vinagre blanco. Sumerge los anteojos durante 15 segundos y enjuágalos de inmediato. Seca con un trapo de algodón o con microfibra. ¡Ahora sí! Podrás ver con más claridad que nunca.

Vinagre-limpieza2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here